phone089 / 271 12 73  menu
close

Solicitar una cita

Notice: We assure that your personal data will only be used for contacting you and will be not forwarded to any third party. 

Coronas cerámicas o de oro

Servicios > Coronas, Puentes > Coronas cerámicas o de oro

Coronas de cerámica o de oro

Coronas dentarias pueden ser de material metálico, de oro o de un material sintético del color del diente, de cerámica con armazón metálico o de pura cerámica. A pesar de que los odontólogos y las cajas de enfermedad consideren las coronas como parte de la prótesis dental, la corona no sustituye el diente sino sustituye las partes del diente que han sido destruidas. Así, coronas y puentes tienen un gran beneficio para la función, recontruyendo la anatomía de dientes (parcial) destruidos.

Coronas se realizan en colaboración entre el dentista y el técnico dental. Para realizar una corona, el dentista hace impresiones del diente preparado mismo y del maxilar opuesto. Todo eso se envia al técnico para que tenga todos los datos necesarios para realizar la corona. Como solución provisional el paciente recibe una corona de plastico para proteger el diente. Según el tipo de la corona, es importante tener citas adicionales después de la colocación para ajustar la mordida durante la siguiente visita o en una visita adicional se controla y ajusta la mordida, teniendo también en cuenta loa dientes adyacentes. Existen diferentes tipos de coronas: Coronas de metal, de metal con cubierte de material sintético y coronas de cerámica.  Coronas de metal con muy resistentes y se colocan en partes no estéticamente importantes. Coronas cubiertas de material sintético en el color de diente son la alternativa más barata para teneer una corona en el mismo color del diente. Normalmente, el material sintético solo se pone en partes que son visibles al exterior para  crear un aspecto estético. El resto es de metal.  Las capas de resina tienen la deaventaja que se pueden colorizar por efectos externos como por los cigarrillos, el té, el café o el vino tinto. Hay que tener en cuenta que un recubrimiento parcial de la corona está expuesto al riesgo de fracturas causadas por la presión que se crea al masticar y una reparación en la boca no garantiza un resultado impecable. No es posible realizar la corona sólo de material sintético. Otro material que se adapta para coronas es la cerámica. Esas coronas se realizan en un laboratorio odontotécnico y son modeladas con diferentes capas para obtener el color adecuado Gracias a este procedimiento la cerámica se vuelve resistente y denso, lo que promete buena protección contra los cambios de color y contra el desgaste. Se puede realizar un recubrimiento parcial de cerámica. En ese caso sólo la parte visible por el exterior tiene un color dental. Un recubrimiento total  se utiliza una capa metálica fina. Por encima se coloca una corona de cerámica que asegura un resultado natural y estético. Por motivos técnicos puede quedar un borde fino de oro en el interior. Cerámicas modernas no son tan duras como una vez y por eso aseguran una mejor sensación al masticar y no desgastan más al diente opuesto como el esmalte natural.
Existan varios motivos para elegir una corona de pura cerámica. Primero, la estructura de la cerámica tiene un color dental y una transparencia muy parecida a los dientes naturales, prometiendo un resualtado estético mejor. Segundo, cerámica no causa alergías como materiales metálicos y se puede evitar la corosión (reacción galvanica entre diferentes tipos de metales). En tercer lugar, la cerámica permite un tratmiento de los dientes minimalmente invasivo, así protegiéndo el esmalte y la dentina.